Inicio
Inicio
Atrás
Siguiente

EL LIBRO DE LOS MIL CARACTERES

ZHOU XINGSI
Edición: Pelayo Olazábal
Traducción: Silvia Ussía

292 págs.

ISBN 84-96080-90-0

21.85 €.

1

Una nueva colección en Lengua de Trapo

La colección Fuera de serie nace del impulso y la convicción de Pote Huerta de que hay libros que merecen una edición especial, cuidada hasta el más mínimo detalle. La selección, exquisita y minuciosa, recoge títulos singulares, muchas veces inclasificables, para uso y deleite de los sentidos: libros celosamente elaborados para lectores exigentes.

Un clásico para acercarse a
la escritura y mentalidad china


El libro de los mil caracteres fue compuesto a principios del siglo VI por Zhou Xingsi, súbdito del emperador Wu Di. Circulan varias versiones de la leyenda que dio origen al texto: el Emperador se propuso la elaboración de una cartilla que simplificara al máximo el aprendizaje de la lectura y escritura de los principales caracteres chinos, para lo cual pidió a su ministro Wang Xichih que hiciera una selección de los mil caracteres que él considerara básicos en la lengua china. Se pidió entonces a Zhou Xingsi, funcionario de la corte, que con los mil caracteres seleccionados compusiera un texto literario, a fin de que el aprendizaje fuera más sencillo y a la vez más interesante. Zhou Xingsi llevó a cabo la tarea, pues efectivamente compuso un texto literario en el que ninguno de los mil caracteres escogidos se repetía, pero además, para sorpresa y admiración del Emperador, el texto presentado era un texto compuesto en versos perfectamente rimados.

 

La Critica

«El libro de los mil caracteres es más que eso: es un resumen de la mentalidad tradicional china en cinco bloques temáticos, organizados como un pensamiento secuencial que a partir de la contemplación de la naturaleza conoce las leyes del universo y extrae de ellas la norma ética y política que debe regir el funcionamiento social en una adecuación armónica a través de la virtud zen entre el orden natural y el humano [...] No se sabe bien si lo que predomina aquí es la audacia o la ingenuidad, si quien escribió este libro era más ambicioso que humilde. En todo caso, es un libro decisivo en la cultura china y un texto repleto de cualidades literarias, de sensibilidad y delicadeza, de la sabiduría ancestral de aquella cultura tan compleja» (Luis E. Aldave, Encuentros de lecturas y lectores. Revista de literatura).

«En la cuidada edición bilingüe de Silvia Ussía que se publica ahora podemos recrearnos en esos mil caracteres caligrafiados en estilo tradicional por Jorge T. J. Tseng. [...] Para el lector español, aunque no tenga el menor interés en aprender chino, este compendio de sentencias de marcada influencia confuciana puede servirle para empezar a comprender una cultura y sobre todo una mentalidad muy complejas, pero cada día más presentes en un mundo globalizado. O como simple divertimiento» (Fernando Pastrano, ABCD).

«Esta cuidada edición incorpora no sólo la traducción y la trascripción fonética de las estrofas, sino también de cada uno de los ideogramas, lo que permite al lector intuir la belleza y la complejidad de una civilización que ha convertido la escritura en un arte de un incomparable refinamiento: es lo más cerca del chino que se puede estar sin saber una palabra de ese idioma» (El Ciervo).

 

El Autor

ZHOU XINGSI

Zhou Xingsi (?-521d.C.), súbdito de Wu Di, recibió el encargo de elaborar una cartilla que simplificara al máximo el aprendizaje de la lectura y escritura de la lengua china a partir de mil caracteres básicos. Las leyendas cuentan que llevó a cabo su hazaña en el plazo de una noche, y que a resultas de su excesivo esfuerzo mental sus cabellos se volvieron blancos. También dicen que la tarea le fue impuesta por el Emperador como una forma de castigo para redimir la pena de muerte que habría merecido por algún crimen oscuro...

PrepublicacionesLista de CorreoPremios Búsqueda
NovedadesColección RescatadosColección Nueva BibliotecaColección Otras Lenguas