Inicio
Inicio
Atrás
Siguiente
Noticias

 

 

Queríamos iniciar la nueva sección de enlaces con un asunto escogido al azar, pero al final ha tocado lo único que es seguro. A continuación algunos sitios web más bien fúnebres. En esta sección, salvo indicación en contrario, aparecen enlaces a páginas en español.

TUMBAS DE ESCRITORES

E.A. POEEn este sitio encontraréis fotos de las tumbas de personas célebres. Se puede buscar por nombre o por profesión. Entre ellos hay más de 1.600 escritores. Ofrece numerosas fotos de las tumbas y también se pueden dejar flores virtuales y notas (firmadas, si se quiere) para los difuntos plumíferos de nuestra preferencia. Por supuesto que hay mapas de los cementerios, epitafios y demás conocimientos útiles. Está en inglés y se llama Find a grave (Encuentra la tumba). La tumba de la foto es la Edgar Allan Poe, que está en el cementerio de Westminster, en Baltimore (EE.UU.). Es la tumba número 173-174-179-180.

 

PLUMÍFEROS MUERTOS

DaríoEste sitio es verdaderamente curioso. Encontraréis aquí fotografias de escritores en su lecho de muerte, agonizando o completamente fiambres, una sección dedicada a mascarillas mortuorias, una escogida muestra de cenotafios y sepulcros y abundantes fotos de cadáveres de escritores de todos los países. También hay, por supuesto, informaciones de interés fúnebre, además de una amena e instructiva colección de epitafios. En la foto podéis admirar el cerebro del poeta Rubén Darío, que le fue extraído (tras su muerte) y fotografiado en una comisaría de policía.

CÓMO HACER UNA AUTOPSIA

Los novelistas necesitan saber un poco de todo, pues raro es que en una novela no acabe muriendo un personaje. Lo normal es que la muerte se produzca en circunstancias violentas (que si un disparo, que si una caída accidental, etc.), o por lo menos bastante extrañas, lo que hace necesaria una autopsia. En ese caso, el novelista tiene dos opciones: o inventárselo todo o consultar. Para quienes se decidan por la segunda, en esta página, un médico forense describe breve y didácticamente cómo realizar una autopsia. Afirma que "el propósito de este escrito es poner a la disposición de escritores, novelistas o personas interesadas una información útil". Además, para necrófilos y necrosádicos en general, nada más informativo y reconfortante que el siguiente sitio web especializado.

¡NO ESTABA MUERTO!

E.A. POEPara abandonar un tema tan macabro, nada mejor que leer el gran relato de Edgar Allan Poe La muerte prematura, una minuciosa y perturbadora narración sobre el miedo a ser enterrado vivo.

 

 

 

 

 

 


 

PrepublicacionesLista de CorreoPremios Búsqueda
NovedadesColección RescatadosColección Nueva BibliotecaColección Otras Lenguas